fotografía de caroline..................................... seguir a hope....................sobre septem borealis
.................................................song of the week
..............................................'underdogs' by benjamin

lunes, 18 de agosto de 2014

día 9. los ojitos derechos
"si algún joven viene a pedirme la mano de mary o de kitty, que pase, porque tengo mucho tiempo."

siempre que termino esta película, rebobino para volver a ver los últimos 30 segundos. son mi escena favorita de orgullo y prejuicio, a diferencia seguramente del noventa y nueve por ciento de todos aquellos que la hayan visto.
nunca he sido capaz de leer el libro, por mucho que mi hermana ha intentado persuadirme con sus muchos argumentos, y aún sabiendo que las historias en las páginas siempre superan a su proyección a través de las imágenes. pero no quiero dejar de disfrutarla. sé que es una tontería, pero el cariño que le tengo no me lo permite.
mi madre solía decirme cuando era más pequeña... bueno, cuando vivía con ella, que yo era de papá y papá era mío. yo no lo entendía. la miraba confundida. ¿cómo iba a ser de papá? yo era de los dos, y papá era de fred, de olivia, de cassie y de mí. y de mamá. ella me sonreía y soltaba aquello de "ya lo entenderás cuando seas mayor".
bueno, supongo que no hizo falta que creciera mucho más. no hizo falta siquiera que llegara a la adolescencia para tener que elegir. cuando papá y mamá se divorciaron, o como lo llama fred, cuando llegó el cisma; yo tenía claro de quien no quería separarme. elizabeth bennet era de su padre y este era suyo, aunque quisiera a todas sus hijas. no importaba tanto de quienes eran las demás.

el ruido de unas llaves me saca de mi ensimismamiento. parece que alguien trata de atinar a la cerradura y no lo consigue. clic. la puerta de la habitación se abre de golpe, y él entra trastabillando. no es necesario que me lo diga para saber donde ha estado las últimas tres horas. el olor de su aliento le acompaña como una sombra. 
–hola, cariño –dice mientras se deja caer en el sofá. vuelve a tener esa mirada de locura en los ojos.
–hola, papá –le digo.
se queda dormido casi de inmediato. le desato los cordones y le quito las botas. lo arropo con la manta de cuadros para que no pase frío, y me deslizo en la cama.

mamá no se equivocó. soy de papá. pero él... él no le pertenece a nadie.




llevaba mucho tiempo postergando esta entrada. he estado ausente tantos días que no sabía como regresar. muchas gracias a los que seguís por aquí. no sé si alguien se ha leído un poco la introducción de septem borealis, ahí es donde confieso lo poco frecuente que soy escribiendo. no me malinterpretéis, me encanta escribir, pero solo si estoy inspirada. odio sentarme a teclear porque sí. así que solo puedo prometer que volveré, pero no cuando. espero que hayáis disfrutado este pedacito de viaje.

7 comentarios:

Vorágine dijo...

para mí es un gustazo leerte willow, da igual lo que tardes, pero vuelve, porque me gusta leerte y saber que estás al otro lado leyendo esto, y es como la única manera de saber que sigues ahí. me daría lástima no saber nada más de estos pequeños viajes, con lo que me gustan a mí.

no he visto esa película, ni me he leído el libro, hace unos días conocí a una chica que me dijo que su película favorita era ésta y que la había visto muchísimas veces, que no se cansaba. igual esa también era su parte preferida.

(saludos)

MQ. dijo...

Da igual cuanto tiempo te tomes porque siempre es un placer leerte. Me encanta tu blog y tus viajes, así que aquí me quedo esperando a que vuelvas.
Cuando he leído las primeras líneas sabia exactamente a que te referías porque es una de mis películas preferidas, aunque me encanta leer este libro se me resiste. Curioso.
Un beso.

Mery Coda dijo...

Este viaje se va a quedar en un rincón de mi ventrículo izquierdo, lo presiento. Porque soy como la protagonista (con la película y el libro y, también, con mi padre).

(sonrisa de elefante)

Alicia Alina dijo...

Holip.
Estoy llevando a cabo un proyecto pocas veces visto por Youtube. Ya sabes que "o te mueves o caducas" así que he decidido transladar los relatos de un blog corriente a algo que cobre intensidad, sentido y adquiera proporciones más allá de unas letras planas.
¿Quieres saber de qué se trata y darme una oportunidad? Clicka aquí y descubrirás que es lo que se encuentra detrás de esta historia.
https://www.youtube.com/watch?v=DlfEnINNj6Y&feature=youtu.be

Por favor, no te tomes esto como un spam. Para crecer y darse a conocer, el boca a boca es la única manera de lograrlo. Si no te interesa este comentario ignoralo, eliminalo, o ni siquiera llegues a publicarlo, pero si me quieres dar una oportunidad ¡estate por seguro de que no te arrepentiras de ello! Dame un minuto y si te gusta lo que ves compártelo con tus amigos, conocidos, y todo aquel que creas puede interesarle. Me harás un tremendo favor.

Gracias por tu paciencia y atención,
Alicia.

RH dijo...

Yo no leí el libro aún, pero sí ví la película. Y es curioso, es una de esas pocas películas en las que me quedo enganchado cada vez que me tropiezo con ella, sea el punto que sea de la película. Además de la propia historia de Austen (el carsima de Darcy, la generosidad de Elizabeth, la inefable atracción...), hay algo magnético en todo lo que se puede percibir de esa película, no sólo Sutherland y Keira Knightley, que están sublimes... todo.
Y... ¿sabes? no sé... creo que a mi me pasa algo así. Con mi hija :)

Sireia dijo...

Yo he vuelto, ¿dónde te has ido? ¡Lo primero que he hecho ha sido venir a tu blog! Las buenas costumbres, ya sabes.

En un mundo paralelo debimos ser la misma persona, escribir porque sí es volver a la escena de un crimen que no es tuyo y subir mucho la música.

Yo quería seguir viajando...

Belén dijo...

Antes que nada decirte que me gusta mucho la foto que tienes de portada, sí señor.

Me has terminado de encantar con esta entrada, de verdad. No sabría ni por donde empezar... Quizás por el principio estaría bien: Este noveno día es es-pec-ta-cu-lar. El final es precioso... La idea de que ella sea de su padre y finalmente su padre no sea de nadie; escribes estupendamente. Espero que no dejes de hacerlo.

Aún así, te comprendo a la perfección. Yo también opino que es una aberración escribir por obligación, teclear sin ningún sentido... La inspiración ha de venir ella sola, ha de llamar a la puerta para que podamos transmitir algo con un verdadero significado. Nunca podremos decir cuándo volveremos, tan sólo podremos asegurar que lo haremos. Genial.

Aprovecho para decirte que muchísimas gracias por pasarte por mi blog, espero que la inspiración llame pronto a tu puerta. Nos seguimos leyendo, un beso :)