fotografía de caroline..................................... seguir a hope....................sobre septem borealis
.................................................song of the week
..............................................'underdogs' by benjamin

domingo, 22 de junio de 2014

día 8. toc-toc
–papá es gilipollas –le digo. mi madre pone cara de espanto y casi pierde el control del coche.
–¡no hables mal de tu padre! –grita intentando recomponer la situación. suenan algunos bocinazos por detrás. seguramente los que lo hagan sonar sean hombres. no es que sea lesbiana o feminista, pero las mujeres tenemos más paciencia al volante, y es un hecho. a mí que no me jodan, que mi situación ya es bastante peliaguda. ya sabía, antes de abrir la boca, que insultar así a mi padre era un error.
–¡no sé que problemas tienes en la cabeza! ¡tu padre es un santo y siempre hace todo lo que queréis! está cansado y pierde la paciencia, y es normal. no entiendo porque tienes que tomar partido ni elegir un bando. siempre te pones en su contra.
coge aire y cambia a tercera. el coche llevaba varios minutos pidiéndosela, pero ella conduce a su manera. si no fuera yo la copiloto, otro gallo cantaría. mi padre sería el primero en tocar la bocina.
pongo los ojos en blanco y subo el volumen de la música.
–pues hace un rato no te parecía tan santo... –murmuro. y aunque normalmente mi madre está completamente sorda para cualquier tipo de conversación que sus hijos quieran mantener con ella, en cuanto se trata de murmullos que esperan no llegar a oídos ajenos, ahí es cuando tiene oído canino.
apaga la radio de un manotazo y vuelve a la carga,
–¡los matrimonios se pelean! que discutamos no significa que no sea bueno. tu padre es un bendito y se acabo. si vuelves a decir algo malo de él, te vas de mi casa.
me quedo callada. no puedo apelar contra esa sentencia. todo lo que diga será usado en mi contra o inadmitido como hecho irrelevante para el caso. y hasta aquí llegan mis conocimientos jurídicos. nunca me he desvivido por la carrera de derecho.
mis domingos en casa suelen ser así. mi hermano pequeño está en etapa adolescente y todo lo que salga fuera de su burbuja no le interesa, es decir, ha convertido en su caparazón la casa y el ordenador. mi madre se pasa el día estresada porque el mayor es un bala perdida, aún más perdido viviendo fuera en su castillo flotante. y mi padre... en fin, creo que he dejado clara mi opinión. es la clase de persona para la que el plan perfecto de domingo es largarse a la puta calle a dar un paseo, completamente solo y con el ipod.
no todo el mundo estará de acuerdo conmigo, y lo respeto. a lo mejor el día que tus padres se conocieron, los astros se conjuraron y el destino les deparó una vida perfecta en matrimonio. pero no es mi caso. ni remotamente. 
no me juzguéis, por favor. o hacedlo. me da igual. yo prefiero a mis padres divorciados. porque juntos no saben vivir, y tampoco dejan vivir. no entiendo a las parejas que alargan lo inevitable. ¡los hijos salimos jodidos!
al final hemos llegado a casa tarde, y mi madre ha conseguido cabrearme más con ella. con todo el mundo. me paso el día enfadada, ¿veis lo que decía?
subimos en el ascensor a grito pelado. el vecino ya se conoce nuestras riñas familiares. son como el telediario.
doy un portazo al entrar y me siento furiosa en el salón. mi padre que parece más calmado viendo el fútbol, me suelta:
–¿qué ha pasado ahora?
–mamá es gilipollas –le digo.
él asiente. alguien marca un gol.

10 comentarios:

Elizabeth Romero dijo...

qué manera tan cruda y fría que cautiva. ni un sólo segundo pude separar mi mirada de la pantalla y dejar de leer. el texto en conjunto tan excelente y el final increíble. me encanta tu manera de relatar las cosas que provoca el deseo de leer más y más y eso hace de cada nueva entrada más emocionante cada vez.

RH dijo...

Me gusta cómo lo has escrito.
Y me caen bien: ella, su madre y su padre.
:)

Vorágines dijo...

me ha gustado mucho este texto, vaya willow, yo también soy fan de tus textos. se me queda a poco y necesito más. y me encanta que me enganches con una rutina, una anécdota, algo que pueda sucederle a cualquiera, más que con algo fantasioso o poco común.
esa chica tiene valor, me guardo un trocito de ella.

(abrazo)

MQ. dijo...

Me encanta como conviertes una situación rutinaria o normal en algo interesante. A través de las líneas dejas ver un poquito de cada uno y es inevitable cogerles cariño. Tanto a los padres como a ella.
Siempre es un gusto leerte.

h i l i a dijo...

qué brillante. por los detalles y la capacidad de observación, por la reacción y comentarios de los personajes, tan reales que casi los puedes tocar, y por saber darle la vuelta al final de una forma tan original.

felicidades.

y un abrazo.

fantasma dijo...

coincido con el resto de comentarios, atrapas en cada línea y al final estás esperando a que sigan las palabras y no se acaben.

Lào. dijo...

Es muy curioso como algo tan "jodido" atrapa y consigue que quieras más.
La verdad es que creo que está genial escrito y todo eso, pero es que lo has descrito todo tan bien que me identifico y me pone los pelos de punta.

*abrazos*

Hijo del Vecino dijo...

Las relaciones entre seres humanos tienen vida.

Si no las cuidamos y alimentamos ...

Sireia dijo...

Yo me he ido y tú parece que aún no has vuelto.

Al menos es bonito saber que todo lo que escribes me sigue llegando igual de dentro.

¡Un millón de abrazos!

Mery Coda dijo...

Me uno a tus seguidores para poder pasarme por este rinconcito tuyo cada vez que pueda. Tus viajes han conquitado un hueco de mi ventrículo izquierdo.

(sonrisa de elefante)